martes, 1 de febrero de 2011

Alocuciones para uno mismo







Alocuciones para uno mismo





Verás, Mónica, deja de darle vueltas a la mente, cuando uno tiene alguna aportación importante que toque los intereses de la empresa a la que pertenece, no suele ser rechazada; así pues no devanees ni te sientas herida porque no te consideren, ¿qué les has ofrecido para fortalecer o engrandecer la Fundación?, ¿no crees que la constancia en el trabajo es el mejor de los regalos?. Ahora es el momento de trabajar, ya cosecharás tu propio vino, el que se macera paso a paso, lentamente, sin prisa ni pausa. Sigue siendo triunfal en ti misma; expande esa luz que exhala tu ser, nada de peros ni por qués; así, dichosa y feliz; que tu caminar sea firme, de construcción erguida; y ligero como el viento céfiro para que nada pueda mortificar tu ánimo. Tuviste la suerte de estar con los maestros, de aprender y declamar con ellos; no te resistas al silencio, no palidezcas a la hora de renovar tus votos; levántate, hermosa, bellísima mujer, tu presencia es esperada, hoy sí, hoy eres tú quien oficia la grandeza de la amistad sincera, de la corresponsalía, del entendimiento... Hoy te das a ti misma la oportunidad de saber quién eres.


Que no te importe la expresión de quienes piensan y actúan como seres superiores, obviando el saludo, negando la invitación, dándose la vuelta a la primera de cambio, ¡pobres ilusos! no tienen otro valor que su propia flaqueza. La sincronía del ser humano es mucho más importante. Tú practica la tuya. Porque si sabes amar, todo vendrá por añadidura.



-(Abuela, ¿de dónde sacas tanta sabiduría?, siempre me convences con tus buenos propósitos...)

5 comentarios:

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Estimada Laura, qué relato más interesante. Está bien escrito, con buen ritmo,con metáforas variadas y con la recreación de escenas de la vida misma, con personajes con los que se identifica cualquiera que va y viene por las aceras del mundo. Extraordinario el personaje de la abuela, que habla a la nieta, a Mónica, explicándole lo difícil que es hacerse un hueco en la vida laboral, en cualquier actividad y ambiente, a pesar de los esfuerzos. Me gusta la esperanza que transmite y cómo valora la constancia y la capacidad de la protagonista. Un ejemplo que nos ha de servir a todos cuando emprendamos cualquier proyecto. Al final, el vino acaba macerando. Enhorabuena, Laura.

Un beso.

Alejandro

Emilio Porta dijo...

Querida Laura...todos los comienzos son eso, comienzos. Tú eres una poeta laureada - vale el juego de palabras, je, je - es decir, con importantes premios, con una magnífica trayectoria literaria, y con grandes maestros, desde Carlos Murciano a Leopoldo de Luis, pasando por muchos otros. Los maestros pasan, pero dejan huella. Igual que los amigos. Escritores en Red es un grupo que se ha ido haciendo poco a poco...y que tiene escritores que yo considero mucho. Me alegra que estés aquí. Ahora sólo te hace falta un poco de paciencia en este escaparate y entrar en la dinámica. Y que te vayan conociendo...y tu a ellos. Entra, de vez en cuando, tu también en otros blogs, pon algún comentario...Yo recuerdo que, cuando empecé aquí, ponía una entrada al mes...no hay que ir deprisa. La abuela del personaje de tu relato tiene razón: el tiempo nos da alas...a pesar de que, cuando se viene del tiempo, también cansa.
Yo se que tenemos una buena nueva escritora entre nosotros. Ya te dí la bienvenida...ahora la refrendo. Un abrazo.

Laura Olalla dijo...

Estimado Alejandro, gracias por tu generoso comentario a mi breve alocución... La motivación es muy importante para mí en estos precisos momentos en que la parálisis del intelecto parece aferrarse al bloqueo de las horas. Inestimables tus palabras, amigo Alejandro.
Mi sincero abrazo...

Laura Olalla dijo...

Amigo Porta, ¿qué podemos decirnos que no sepamos?. Tienes toda la razón... pero a veces me parece estar perdida..., sin identidad. He estado leyendo en tu blog y he sido incapaz de escribir un comentario coherente. Demasiado tiempo fuera de onda - como se suele decir...- Pero te haré caso, empezaré por conocer un poquito de cada blog de todos vosotr@s... Leer es fundamental para el buen criterio. Gracias por tu apoyo y tu generosidad.
Un fuerte abrazo, Emilio.

ALEX PIMENTEL dijo...

Un saludo Laura:
Te hemos considerado en la junta directiva aeado 2011, si tienes algun correo, ponte en contacto junta.
www.aeado.org

www.aeado.org/directiva.html